Barcelona impone 3.000 multas a usuarios del patinete eléctrico

La Guardia Urbana de Barcelona ha impuesto en lo que llevamos de año 3.000 multas a usuarios de patinetes eléctricos, principalmente particulares, pero también empresas, por cometer infracciones como circular por la acera, hablando con el móvil o con exceso de velocidad.

El intendente mayor de la Guardia Urbana, Ricardo Salas, ha explicado hoy que la mayoría de sanciones las han recibido los particulares, mientras que las empresas de alquiler de estos vehículos son las responsables de aproximadamente un tercio de las infracciones.

El actual régimen sancionador establece multas de entre 100 y 500 euros en función de la gravedad de las infracciones, entre las que destacan también conducir con auriculares o saltarse las señales de tráfico.

Salas ha remarcado que las infracciones con los patinetes eléctricos han crecido en los últimos meses en la ciudad, especialmente desde abril.

En este sentido, el Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto distribuir 80.000 dípticos informativos en los comercios para concienciar a los usuarios de los riesgos de los vehículos de movilidad personal motorizados, como patinetes y 'segways', y para reforzar el conocimiento de la normativa de circulación.

La campaña, dirigida a futuros usuarios de estos vehículos eléctricos, se hace coincidiendo con la llegada de las fiestas de Navidad y la previsión de que los patinetes sean uno de los regalos estrellas de estas fechas.

"El objetivo es resolver las dudas, de forma rápida y entendible, a nuevos usuarios de patinetes eléctricos que los acaben de adquirir y que los quieran utilizar para desplazarse por Barcelona", afirma el consistorio.

El gerente de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valdés, ha recordado hoy que "está prohibido circular por las aceras y las calzadas que no están pacificadas" y ha añadido que "el lugar preferencial son los carriles bici".

Valdés ha destacado que es importante que "todas las personas que tengan pensado comparar o regalar algún patinete conozcan la normativa para que tengan clara cuál es la forma de utilizarlo, de forma que ni generen peligro a otros usuarios del espacio público ni estén en peligro ante otros usurarios que puedan atropellarlos".

El subjefe del Área de Seguridad Vial de la Guardia Urbana, David Vázquez, ha indicado que "no hay estadísticas de accidentalidad y siniestralidad" anteriores, lo que conlleva mayores dificultades a la hora de regular la circulación de estos vehículos.

Los patinetes eléctricos pequeños, considerados de tipo A, pueden circular por el carril bici segregado y no segregado, por las calles de plataforma única y por los parques públicos pequeños.

Los que pueden ir a una velocidad superior a los 20 km/h también se pueden desplazar por calzadas de calles con velocidad máxima de 30 km/h.

Por su parte, los patinetes más grandes también pueden circular por calzadas de calles con velocidad máxima de 30 km/h.

Si el patinete pesa más de 25 kilos es obligatorio llevar casco, timbre y luz, y si pesa menos, no es obligatorio, aunque las autoridades recomiendan llevarlo igualmente en cualquier tipo de patinete