El carril bici que unirá Terrassa y Sabadell estará acabado en 2019

El proyecto supondrá una alternativa sostenible a los más de 20.000 vehículos que circulan a diario entre estas ciudades

Un momento de la presentación con los alcaldes de Terrassa, Sabadell, Matadepera y el presidente de la Diputación de Barcelona. (Josep Blanch)

“Este será un proyecto histórico de la movilidad del Vallès”, con estas palabras se expresaba el presidente de la Diputación de Barcelona, Marc Castells, en la presentación del proyecto del carril bici que unirá Sabadell, Matadepera y Terrassa. La infraestructura de 4,1 kilómetros de longitud permitirá conectar estas tres ciudades a través del fomento la movilidad sostenible en un proyecto que costará 3,2 millones de euros financiados íntegramente por la Diputación de Barcelona.

“Beneficiará a 430.000 personas”, explicaba Castells haciendo referencia a la suma de habitantes de estas tres ciudades. El presidente de la diputación también ha puesto de manifiesto que la infraestructura será una alternativa a los más de 20.000 vehículos que circulan a diario por estas carreteras.

La primera fase de las obras acabará la primavera de 2019 y servirán para completar la conexión entre Terrassa y Matadepera. En otoño de ese mismo año está previsto que termine la segunda fase del proyecto que unirá Matadepera y Sabadell y completará la conexión entre las dos capitales del Vallès Occidental en un plazo de diez meses.

Uno de los elementos más importantes de la obra será la rotonda que se construirá en la intersección de la C-1415a y la BV-1248 y que supondrá una inversión de unos 400.000 euros del proyecto. “Es un tramo donde, a pesar de no haber habido accidentes graves, tiene un alto nivel de peligrosidad”, apuntaba Jordi Fàbrega, diputado responsable del proyecto.

El alcalde de Sabadell, Maties Serracant, ha puesto en valor la integración del proyecto “en un espacio frecuentado pero con un elevado valor paisajístico”. Serracant destacaba que esta infraestructura servirá también “para ordenar estos espacios naturales”. “La movilidad es uno de los retos más importantes que tenemos, por salud y también por seguridad”, argumentaba Serracant quien ha agradecido a la Diputación las consideraciones que han tenido en el proyecto en el ámbito medioambiental.

Por su parte, el teniente de alcalde de Territorio del Ayuntamiento de Terrassa, Marc Armengol, también se ha mostrado satisfecho de la calidad del proyecto. “Esperemos que un proyecto tan potente sea pronto una realidad”, apuntaba.

De este modo la Diputación hace realidad un proyecto que las capitales de la comarca llevaban años reclamando, especialmente en Sabadell, donde el tráfico de personas y bicicletas en el carril bici del tramo de Sant Julià y Can Deu es considerable. “Es uno de los espacios naturales más frecuentados”, señalaba el alcalde de Sabadell.

Fuente: lavanguardia.com